Intervienen a mineros ilegales que operaban en cauce de ríos

Diez balsas gringo, catorce motores chinos, trece tracas, once bombas de succión, tres grupos electrógenos, quinientos metros de mangueras, maquinaria y herramientas que eran utilizadas para la extracción ilegal de oro en el río Madre de Dios fueron incautadas o destruidas el pasado 20 y 21 de mayo en operativos de interdicción minera.

 

Las intervenciones las realizaron en conjunto la Fiscalía Provincial Especializada en Materia Ambiental de Tambopata, la Dirección Regional de Energía, Minas e Hidrocarburos (DREMH), la División de Seguridad Contra Minas de la PNP (DIVSECOM) y la Dirección General de Capitanías y Guardacostas a través de la Capitanía Guardacostas Fluvial de Puerto Maldonado.

 

Tras la intervención se procedió con la incautación y destrucción de maquinaria acostadas en las márgenes del río Madre de Dios entre los sectores La Pastora y Laberinto, pues de acuerdo a lo establecido en el decreto legislativo 1100, la actividad minera se encuentra prohibida en todos los cursos de agua, ríos, lagos y lagunas, cochas, espejos de agua, humedales y aguajales.

 

Al término del operativo, las autoridades reportaron como balance la destrucción de las balsas y de la maquinaria encontrada y dos detenidos.

 

FEDEMIN: NO ERAN ILEGALES

 

Ante los operativos contra actividades mineras en lechos de ríos, la Federación Minera de Madre de Dios (FEDEMIN) emitió un comunicado el 24 de mayo en un diario local de la región en el que rechazan el operativo de interdicción argumentando que los afectados son mineros que se encuentran inmersos en el proceso de formalización.

 

Además, señalan que no existe voluntad de parte del Estado para formalizar a los mineros de la región de Madre de Dios y anuncian una gran asamblea general del sector minero y actividades conexas (transportistas, comerciantes, mecánicos, etc.) para el jueves 30 de mayo en la plaza de armas de la ciudad de Puerto Maldonado.